11.11.08

Sundays

Los domingos son días para enamorados. O para parejas. O para gente de a dos. Si uno es solo y se arroja a la ciudad en domingo, debe estar alertado.

Me subo al colectivo y me doy cuenta que está diagramado de modo que la gente se siente según si situación emocional: los solteros van del lado de la derecha, mientras que los emparejados van del lado opuesto. Yo me siento en la derecha y observo el transcurrir del viaje. Están las parejas de los que se acarician, los que miran la ventana en silencio, los novatos que no paran de hablar y los que ya no se miran pero permanecen juntos. Me gusta adjetivarlos. Pienso un poco y me autodigo: Es casi una contradicción ir sola en un colectivo.

Todos viajamos en un mismo espacio, pero cada uno sabe donde debe colocarse. Hay una chica que también viaja sola y se sentó en el lugar para dos, pero en cuanto hubo quedado libre un asiento para uno, corre a su territorio. Todos somos ubicados con eso. No es cuestión de interrumpir el flujo amoroso entre dos pasajeros que se quieren (mejor ir en el lugar de solos y no importunar a nadie).

El privilegio inevitable si estamos solos es que siempre nos toca el lado de la ventanilla.

21 comentarios:

Angie dijo...

me gustó lo de. "los novatos que no paran de hablar"; me identifiqué en algún sentido.
Besos!
Angie

Jenny dijo...

Ja! muy simpático. El tema de ir "sola" en un "colectivo", muy paradójico sí. Ahora si fuesemos a guiarnos linealmente por la palabra, mas bien que para parejas, el tranporte deberia representar flor de orgía!!


A mi me gusta el de dos, del lado de la ventanilla. En el de sola, siento que me caigo. Y puede ser que a veces, con tal de no caerme prefiera que me acompañe un desconosido....

Eric dijo...

"Pienso un poco y me autodigo: Es casi una contradicción ir sola en un colectivo."

Esto es muy cierto, y además un hallazgo. Mucha gente junta sin mirarse, haciendo de cuenta que no hay nadie más. Me encantó este post.

Myriam dijo...

También me llegó eso de que "los novatos que no paran de hablar"... pero ya no somos tan novatos (unos 4 años, digamos) y, sin embargo, cuando salimos conversamos como pericos (claro, cuando no estamos comiendo algo rico o besándonos).

Ay, ya me dio un poco de vergüenza contar esto. En fin, saludos n_n

Café (con tostadas) dijo...

el propblema de sentarse en el de los solos es que nunca queda margen para que, de pura casualidad, se te siente un muchacho muylindo al lado...

Aunque, es preferible que se quede un poco más allá, para poder mirar, vio!

Tomas dijo...

Creo que me gusta más viajar solo en colectivo que de a dos, puedo pensar y observar sin tener que estar atado a una conversación. (Aunque también hay algunas conversaciones que ameritan dejar de observar)

m. dijo...

Una vez, nos subimos al bondi con Lucho, y yo le venía hablando de mis problemas de pareja. Nos subimos y yo me senté del lado sola, a lo cual Lucho me dice: "Date cuenta de como sos, en vez de sentarte en un asiento compartido, preferiste irte al de a uno. Inconscientemente tenés conductas que remarcan tu soledad"

Brutus dijo...

Chicas, llegó el hombre ideal. Basta de quejarse de la soledad.

carmela dijo...

Angie: si, está bueno ser novato a veces.

Jenny: A mi depende el día y el humor, me gusta interrelacionarme con los pasajeros o no. cuando no, prefiero claramente el de la ventanilla.

Eric: Me alegro que te haya encantado y que te haya parecido un hallazgo. me pone de buen humor

Myriam: Cuatro años no son novatos, pero tampoco son los que permanecen juntos sin mirarse (quizás nunca se llegue a eso, obviamente, no es obligatorio). me gusta que la gente se confiese acá.

Café: Ud. es una optimista. y está muuuuy bien.

Tomás: No hay porqué estar atados, el silencio también es válido ¿no? Depende como y cuando. Lo peor es viajar con esos "compañeros" de lo que sea, donde hay que ser simpáticos y charlar, a pesar de las ganas.


M: No es para tanto. ja.

Brutus: Yo no quiero un hombre ideal, y tampoco me quejo de la soledad. ¡gracias igual!

dorothy gale dijo...

no sé si ES un día para los enamorados, pero si soy partidaria en que es el mejor día para el noviazgo.

en mi caso, es el día que me despierto con él sin que sea porque un despertador nos grita A TRABAJAAAAAAAR furiosamente, podemos desayunar en la cama, leer el diario y mirar los simpsons.

pero yo siempre fui partidaria de que los domingos son un gran día, de novia o no, el truco está en evitar el bajón (sobre todo a la hora en que uno empieza a tener animos de lunes, tipo 20)

he aquí algunas actividades de domingo para no enamorados:
- juntarte con algún amigo a almorzar tardiamente, ver alguna peli y hacer pochoclos
- merienda de mujeres, que se extenderá hasta las 21 con unas cervezas y risas
- clases de tango (yo iba los domingos a la noche y la pasabamos de pelos con los chicos)
- los domingos hay muchos ciclos de cine y teatro a precios populares
- escuchar manu chao, amparanoia, marley, reggaeton, salsa mientras te haces la cena o esperas el delivery; evitar cosas como morrisey, spinetta, serú, aznar, nick cave, fiona, etc.

sin más,

dorothy,
defensora de los domingos
(enemiga de los lunes)

Pablo dijo...

que buena reflexion, que observadora. Sobre todo eso de ir "sola" en un "colectivo" jejeje.

Los domingos se sale para ir a lo de alguien o para ver a alguien. Salvo que vayas a hacer algo especifico (sacar fotos, comprar un regalo de cumpleaños, etc) y te encuentres solo a proposito, el resto del tiempo no es bueno para la salud andar solo un domingo viendo que hay en el aire. Porque solo hay parejas en el aire.

Los solos somos asi.
Deberia haber bondis para los solos, plazas francias para los solos, palermos para los solos.
Asi sabriamos donde encontrarnos todos y nomas con mirar la multitud poder sentir que todo alrededor te dice :
"Yo te entiendo"


besos

Angel Terrible dijo...

Coincido a pleno con Pablo, especialmente porque ver a las nuevas parejitas acarameladas me deprime un montón. Será por eso que viajo en subte, lo que no evita el espectáculo dominguero, pero por lo menos es un gran asiento en el que todos van con todos en el mejor de los casos, y en el peor, todos parados y bien apretaditos.

como envejece mi campera dijo...

¿Pasillo o ventanilla?
¿Adelante, atrás o en el medio?
¿Arriba o abajo?
¿Semi-cama o cama?
¿Jugo o café?

Lucia tantalentejuela dijo...

estoy llorando de emocion por el post de tu abuela.

es que soy sensible, como el aloe vera...

Angie dijo...

ahora los del 29 arruinaron todo porque tienen dos filas de dos (!!!) ese y otros colectivos que tomo.

carmela dijo...

Dorothy: A mi el domingo no me hace mal, a menos que ya esté mal, pero el pobre sr. domingo no tiene la culpa. Es el chivo expiatorio de los días, y no da. En realidad a mi todos los días me resultan casi igual, jamás un fin de semana es de descanso, hace largo rato.

Pablo: Sobretodo debería haber espacios para solos, así dejamos de estarlo. (pero no tipo solos y solas, que feo suena así)

Angel: lo de las parejitas es relativo. ¡cuántas veces pensé: si alguien lo ve de afuera nos envidiaría, pero si supiera realmente lo que pasa adentro, dejaría de hacerlo. Hay que tener cuidado con idealizar. (advertencia para mi)

Comoenvejece: ABAJO

Lucía: si, yo también lloré cuando lo hacía y antes y después y arriba y abajo. no tengo cura.ja. (después te cuento la otra nueva que estoy haciendo, es para moquear también)

Angie: En mis bondis eso no pasaba (dicho con tono de "en mi época eso no pasaba)

Anónimo dijo...

me encanto el post! jaja...yo tambien soy mucho de adjetivar a la gente y los analisis de situaciones cotidianas de la ciudad son muy divertidos!



Lu (decididamente no comprendo como hacer para poner mi nombre en "... dijo:")

carmela dijo...

Lu: si, imagino que vos sos de las mías en la vida de la ciudad...
(yo no tengo idea como hacer eso. no soy muy capacitada (?) )

Cecilia Maugeri dijo...

solter@s:
he aquí LA SOLUCION, el mismo texto!! cambiad de asiento y anímese pues a ocupar un asiento de a dos... total, las parejitas tienen confianza y se pueden sentar en un mismo asiento de a uno, uno sobre el otro, pegados y entrecruzados. no hay nada que perder!! otra solución es dialogar con las parejas (cfr. Woody Allen en "Annie Hall") si son copados, develarán el secreto de su pegoteo jajaja

carmela dijo...

ceci: ¡quiero ya escuchar la anécdota! a mi me pasó una vez, pero me asusté porque era mas adolescente y el tipo era como muy hombre. jaaaaaa.

Matias dijo...

hermoso relatito. Es cierto eso de que en la pareja unao va del lado de la vente y el otro del pasillo.