9.11.08

Toma II

Luego del post anterior, me quedé pensando. Mi abuela es demasiado genial, debo escribir más sobre ella.




Tiene noventa años y un espíritu revolucionario como si tuviera 25 y viviera en los 70. Se adapta al mundo que yira yira con tanta naturalidad que me sorprende. Es bajita, regordeta y con canas de tonos azulitos que giran suavemente hasta formar rulos en toda su cabellera.

Cuando salimos a almorzar siempre pide cerveza o en su defecto vino blanco. Su voz fuerte (culpemos a la sordera), la hace única y adorable. A mi me gusta abrazarla y decirle que la quiero mucho, pero ella no se deja con facilidad ( no de arisca, sino de hipersensible). Le gusta el jazz y como ella dice “la música con melodía y no ese punchi punchi” (la abuela sabe). Lo que más me sorprende y entusiasma de ella es su capacidad para emocionarse sin limitaciones con cosas sencillas de la vida. Imagino que mi sensibilidad la heredé de ella junto con mi facilidad de llanto y mi placer de estar sola en mi casa, también que me gusten las tostadas quemaditas y el helado almendrado.



Me emociona saber que se puede querer tanto.



10 comentarios:

Angie dijo...

Ay que divina tu abuelita, ya me la imagino. Yo perdi la mia hace 7 años, y todavia extraño sus consejos.
un beso
Angelina

Café (con tostadas) dijo...

me encanta tu abuela!

El mundo tendría que estar plagado de mujeres así, con esas pilas, con esa fuerza, con esa capacidad de querer y de disfrutar las cosas buenas!

Salú porque te haya tocado semejante Abu!

Angel Terrible dijo...

Tan linda! Mi abuela no era tan pro (que fea palabra, me hace acordar a Macri), pero herede de ella muchas cosas de mi estirpe, y por eso le estoy infinitamente agradecida (aunque se que mis hijos me van a sufrir, ja ja ja)

Angie dijo...

pero tus nietos te lo van a agradecer, angel

Myriam dijo...

A falta de abuelas (que las tuve, pero nunca hubo mucho feeling con ninguna de las 2), tengo una tía abuela maravillosa. La descripción que hiciste de tu abuela (te quedó bella) me la recordó.

Ella es chora, liberal de antigua cepa, independiente, políticamente incorrecta, religiosamente atea, opositora por vocación, alegre y cariñosa por montones y, sobre todo, mi partner.

Mientras mi mamá apañaba a mi hermano chico, mi tía me apoyaba en todo a mí.

Saludos, Carmela!=)

Eric dijo...

Divina, tu abuela.
Me hiciste acordar a la mía. Muy lindo post!

Martín dijo...

La mia tambien tiene noventa y me encanta escucharla putear a los jugadores de San Lorenzo cuando no le gusta el partido...

El tano dijo...

Tu abuela es simplemente lo mas

como envejece mi campera dijo...

¡¡Qué versión se mandaron de Summertime!!


(de hiper sensible...)

m. dijo...

Si, tu abuela es lo más.
A mi me quiere.