18.1.09

Juana lucky strike

Ella se intoxica de a poco. Como si el dolor pulmonal y gargantual puediera aplacar los otros dolores. Humo que te nubla le dicen a Juana los ex. Juana no responde, no sabe como hacer, no sabe que decir. Se levanta una mañana por la mitad y saluda a su compañero de turno. Ella no sabe bien como llegó ahí – tampoco se preocupa por averiguar-. Pone agua en la pava desconocida, de la hornilla desconocida del amigo desconocido, o ya no tanto. Le gusta tomar mate y meterle trozos de naranjas, como para amenizar el suculento trago con palitos. Bebe uno, dos y hasta tres. Y retoma el acto de fumar. El compañero se levanta, entre sorprendido y enemistado, por la avasallante actitud de Juana. Ella no sabe que decir. Se sonrien mutuamente, como si se hubieran conocido en la noche. Charlan de la vida, de la música, de la infancia. Juana se quiere bañar con un jabón desconocido esa vez. Juana se baña luego del compañero de turno. Se siente limpia aunque no puede bañar sus órganos internos. Juana sabe de agujeros en las paredes y otros agujeros. Juana sabe, aunque finge no comprender. De repente, el reloj marca las cuatro de la tarde. Y no entiende como pasó el rato, entre humos charlas y mate. Juana se despide. Y piensa que hasta quizás-incluso se pueden volver a ver.

12 comentarios:

Café (con tostadas) dijo...

me encantó...

"Se levanta una mañana por la mitad"

Todo me encantó!

lupanar dijo...

"juana sabe aunque finge no comprender" lograste pasajes muy bonitos. Me está gustando mucho como contas a está Juana.
Saludos,
Lupe.

Natalia Alabel dijo...

Me intrigó el comienzo, que Juana se intoxica de a poco. Qué la intoxica, los compañeros de turno, el humo, un combo de ambos...?

Eric dijo...

Muy bueno!
Tiene algo hipnótico esta Juana, como envolvente.
Dan ganas de conocerla a fondo.

Angie Angelina dijo...

Che, ojala lo vuela a ver al "compañero desconocido", parecia buena onda!

Minerva dijo...

Como esta nuestra relatora! Me pregunto si esta Juana tendra su musa en el mundo real.

carmela dijo...

CafE: ¡que buenooo! Es la idea. me super alegro

Lupe: gracias doña...

Natalia: El humo, principalmente, el cual no puede dejar.

Eric: ¡Gracias! De a poco la van a ir conociendo...

Angie: es muy probable, es muy probable...

Minerva: Es una pregunta indiscreta, pero la contestaré: si. (pero no soy yo misma eh eh eh o no directamente).

PLASTICO INEVITABLE dijo...

Hola, hacia rato no hablabamos, pase a saludarte. espero que todo bien, nos estamos comentando

un saludo grande

Mariano

Myriam dijo...

Yo también soy fan de las aventuras de Juana. Me encanta el relato envolvente y la desenvoltura de ella... a eso le llaman fuerza centrífuga =P

Saludos, Carmela!

como envejece mi campera dijo...

Juana me recuerda a una amiga de apellido tano.



Che, me está costando nuevamente escribir ficción. Decí que me echo unos mails de novela o me inspiro en los fotologs ajenos y saco el monstruito de la libre asociación a pasear tranquilo.

Ahora escucho Tom Waits, tomó té de tu marca preferida y aumento la pausa del próximo cigarrillo.

El cuento que dejé a medio camino antes de irme sigue igual, ni siquiera lo releí. Los líquenes me darán las indicaciones necesarias para proseguir.

Te abrazo y te dejo una frase del libro que me acompaña:

"Las mujeres sin amor no tienen biografía, sino historia"

como envejece mi campera dijo...

¡Tus admiradoras son lo más!

carmela dijo...

Plastico: Dale, luego paso a visitarte. beso

Myriam: JA! gracias. ¡fuerza centrífuga! Suena muy bien.

Camperita: si es la chica que creo que creés, le estas pifiando. Vos tenés que leer lo que ya sabes y de esa frase rescato ser una mujer de biografía, como vos.