26.11.08

Memorias de una joven infernal

Revisando mis archivos y carpetas de la computadora encontré cosas insólitas. Me topé con mails que mandé, escritos viejos, claves de vaya-uno-a-saber, pero lo más extraño fue encontrar una conversación de chat de hace mucho tiempo con alguien que supo ser mi amigo y por cuestiones azarosas (y hormonales) dejó de serlo. Es irracional y absurdo como uno fosiliza los recuerdos en páginas de Word.

Me di cuenta que antes yo era distinta, que era más chica y más confusa. Revisé esa conversación de chat, que me valió la pérdida de un amigo, y me di cuenta que era todo una gran sandez. Será que ya pasó el tiempo y uno ve todo distinto, será que ya no me duele, será que no puedo mantenerme enojada por mucho tiempo, pero me dieron ganas de contactarme de nuevo con el y desde un lugar más maduro decirle: ¿hola, que tal?.



(Lo hice y me fue bien; la persona en cuestión está a miles de kilómetros, pero vuelve pronto)





20 comentarios:

lupanar dijo...

quizas es que uno crece y sobretodo vive nuevas experiencias que nos hacen ver y dimensionar las cosas desde nuevas perspectivas. Está bueno revisar el propio archivo, yo personalmente no lo resisto porque en seguida me sulfuro conmigo misma. Uno es su peor critico.
Saludos,
Lupe.

Myriam dijo...

Yo he encontrado unas cosas rebuscando en mi pc! =P

Pero qué bueno que te reencontraste con ese amigo. A veces por pendejerías de una u otra parte se pierde el contacto con gente que realmente uno quiere.

Besos Carmela y suerte con todo! n_n

Eric dijo...

Uno se encuentra con cosas increíbles en el disco rígido de una pc.
Decir que perdiste un amigo por "cuestiones hormonales" no es sólo una expresión elegante, sino también la señal de que el tiempo pasó, no?

lupanar dijo...

Recien hoy veo tu post por lo del confesionario! Tenemos que hacer una reunión blogueril entre los mas intimos, juaz!
(gracioso entre los más intimos, de todos modos ninguno nos conocemos fisicamente, será porque justamente eso no es conocer...)

carmela dijo...

Lupe: es cierto lo de la perspectiva, pero con ese mismo criterio, está bueno revisar el propio archivo, sin juzgarse (o intentarlo)

Myriam: ¡si! me puso re contenta el asunto...veremos que sucede cuando vuelve.

Eric: el tiempo pasó, y sin darme cuenta pasó mucho. Y por suerte las cuestiones hormonales también pasaron.

Lupe: ¡yo fui ayer! ¿vos también?

Café (con tostadas) dijo...

excelente! quiero saber más de esa historia!

Y si, encontrarse con conversaciones o correos viejos es un golpe raro. Me pasa que me miro a mi misma desde otro lugar y me mato de risa, de bronca, de ternura... todo junto!

Ah, los muchos años de internet se hacen sentir (?)

m. dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Angie dijo...

MMMMM En realidad, decis: "perdi un amigo por cuestiones hormonales".
Te quiero comunicar algo: la amistad entre el hombra y la mujer no existe, es un mito que nos hicieron comer en los 90`. Siempre hay una atraccion, algo, aun en casoso insospechados.

Myriam dijo...

Yo creo que la amistad entre hombre y mujer sí existe, que tenga un componente de coqueteo no lo impide, simplemente la hace distinta.

Mi mejor amigo es hombre, nos contamos de todo, reímos, pelamosy también hay una especie de coqueteo, un juego que es parte de nuestra amistad.

Saludos!

Nicolás dijo...

Ver los registros pasados de un tiempo lejano, es bastante nostálgico... Tienen ese olor a cosas viejas...

Saludos

Tomás en Shorts dijo...

buscalo en facebook, viste q tan de moda está

El inconsistente dijo...

Que bueno saber que te fue bien

Yo también guardo algunas conversaciones por chat y alguna que otra declaración de amor vía mail

Al pedo, en fin...

sinalefa. dijo...

http://cassette19.blogspot.com

carmela dijo...

Café: quizás en algún momento amplíe, pero solo quizas.

Angie: estoy en desacuerdo. Si creo en la amistad (aunque claramente este ejemplo lo contradiga. je)

Myriam: si, coincido. Mientras la tensión no se pase de rosca, se considera amistad.

Nicolás: esto no fue precisamente nostálgico, fue de casualidad y hasta tuvo un happy end.

Tomás: El facebook me da rechazo.

El inconsistente: Yo no soy muy guardera, pero por ejemplo, hay ciertas cartas que me cuesta tirar..me cuesta bastante.

Sinalefa: bueno, dale...puede ser.

m. dijo...

Si, ya entendí todo.
Igual lo había entendido antes que me lo expliques.
Estoy próxima a morir, entre mi bruxismo y mi ampolla en la boca.

Nicolás María Espert dijo...

La cuestión pasa por dejar de tener amigos y amigas. Dejar de tenerlos, digo.
Un abrazo,
Né.

carmela dijo...

M: pero hoy tenés un oasis..

Ne: ¿vos decís? yo sin amigos, simplemente me muero...

carmela dijo...

chin pun

Jenny dijo...

Mmmm que complicado eso de encotrar viejos chats, qué complicado descontextuarizar (qué complicado inventar esa palabra también).

Me ha pasado lo mismo, he leído un viejo chat, el "último chat" con alguien que por también cuestiones hormonales dejamos de vernos.
Cuestión que también me apreció menos grave, cuestión que "volvió a mi vida", cuestión que ya no me importa...ni para bien ni para mal.

Lo qué realemnte se supera, deja de importar....

Pero yo a vecs sigo esta filosofía: Habiendo taaaaaaaaanta gente en el mundo, porque volver a intentar con alguien que ya la cagó de alguna u otra manera...pfff, la gente que te lastima no vale tanto.


Jenny, la que a veces es demasiado rencorosa.

carmela dijo...

Jenny: es bueno tu razonamiento, yo cada vez estoy más contenta de no restaurar muertos del placard. más contenta.